Comunicación con el paciente

La comunicación médico-paciente (o profesional sanitario-paciente) se produce en un entorno de extrema vulnerabilidad por parte de la persona enferma y de la familia, y de presión emocional para el profesional. La demanda de empatía por parte del paciente es obvia y natural, y la desconexión empática en ciertos momentos por parte del profesional, totalmente necesaria.

 

Según un estudio realizado con una muestra de 405 personas que declararon haber pasado por un proceso quirúrgico u oncológico en los dos últimos años, en el 20% de los casos la comunicación médico-paciente no sólo fue desacertada, sino directamente traumática. Y la demanda que sobresalía frente a las demás fue de “empatía y sensibilidad”.

 

Frases como “No lo mareéis, son 4 meses” ante un scanner que mostraba un tumor, contrastan con comunicaciones excelentes como ante la pregunta “Doctora, ¿es mortal?” responder serenamente “Trabajamos para cronificar la enfermedad”.

 

Los talleres de comunicación en el sector sanitario parten de la idea que distintos perfiles de pacientes necesitan una comunicación muy distinta, y tienen como objetivo proporcionar estrategias óptimas de comunicación para esos distintos estilos de pacientes. Todo ello teniendo muy en cuenta el especial momento emocional en que están, y la propia presión emocional del profesional.

 

Hemos realizado talleres con equipos del Hospital Vall d’Hebrón, Hospital Clínico, Hospital Josep Trueta, Hosputal Parc Taulí de Sabadell, Hospital de Sant Joan de Déu, y hemos trabajado con equipos oncológicos y quirúrgicos.

 

La misión es complementar la habitualmente excelente labor profesional y técnica, con una óptima comunicación.

Ferran Ramon-Cortés | Habilidades de Comunicación