Poda de relaciones

11 de abril de 2020. Confinados (salvo algunos insensatos). Llevo algunos días dándole vueltas a la idea de lo que he bautizado como “poda de relaciones”. Porque siento la necesidad irracional de aferrarme a algunas relaciones, y al mismo tiempo me siento emocionalmente muy lejos de otras que antes del confinamiento eran relaciones de muchos encuentros.

Y no se hasta qué punto la poda es circunstancial o va a ser definitiva. Ni qué muy bien qué criterio estoy siguiendo. Y cuando pregunto a mis amigos, me cuentan un poco lo mismo.

Me doy cuenta de que me estoy distanciando de relaciones insulsas, y me concentro, aún en la distancia, en las que tienen sentido para mi.

Y me encanta que algunas personas hayan tomado ellas la iniciativa y me hayan llamado o contactado. Me siento afortunado por estar en “su lista”.

La adversidad (como hace siempre) nos ha sacado las máscaras a muchos, y esto nos deja comprender la naturaleza real de todas y cada una de nuestras relaciones. Ahora podemos hacer -de verdad- el recuento. Que no está mal hacerlo. Y que no necesariamente es definitivo.

Ahora sabemos de quién nos sentimos cerca y de quién lejos. Que no es ni más ni menos con quien compartimos sentimientos y con quien no.

Estamos priorizando relaciones. Dejando algunas y retomando otras. Y creo que todo esto no es necesariamente ni malo ni bueno. Lo que es seguro que una buena poda deja que las ramas crezcan con vitalidad y fuerza, que no se ahoguen, como nos podemos ahogar en medio de mil relaciones insulsas.

25 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras Vacías

Leo una maravillosa frase de Jordi Évole en homenaje a Rosa Maria Sardà que dice: “Uno hace el ridículo cuando intenta animar con frases vacías” Y me remueve profundamente. Porque es tan verdad como l

El "pendiente"

Cuentan que hay una tradición napolitana que consiste en que cuando vas a un bar, además de pagar tu café dejas uno pagado para otra persona que vaya a ese bar en algún momento, pida un café y no lo p

Bendito Skype (y otros).

No podemos estar juntos. No podemos cenar, desayunar, charlar tranquilamente, quedar para una cerveza. Nada. Tenemos que estar en casa y como mucho pasear, (o hacer deporte individual, pero en los hor

ENCUÉNTRANOS

C/Muntaner 443 ppal. 08021 Barcelona

coordinacion@ferranramoncortes.com

LEGAL
DESIGN BY RE- Júlia Ruiz
© Institut 5 Fars 2020
ESCRÍBENOS
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn