Poda de relaciones

11 de abril de 2020. Confinados (salvo algunos insensatos). Llevo algunos días dándole vueltas a la idea de lo que he bautizado como “poda de relaciones”. Porque siento la necesidad irracional de aferrarme a algunas relaciones, y al mismo tiempo me siento emocionalmente muy lejos de otras que antes del confinamiento eran relaciones de muchos encuentros.

Y no se hasta qué punto la poda es circunstancial o va a ser definitiva. Ni qué muy bien qué criterio estoy siguiendo. Y cuando pregunto a mis amigos, me cuentan un poco lo mismo.

Me doy cuenta de que me estoy distanciando de relaciones insulsas, y me concentro, aún en la distancia, en las que tienen sentido para mi.

Y me encanta que algunas personas hayan tomado ellas la iniciativa y me hayan llamado o contactado. Me siento afortunado por estar en “su lista”.

La adversidad (como hace siempre) nos ha sacado las máscaras a muchos, y esto nos deja comprender la naturaleza real de todas y cada una de nuestras relaciones. Ahora podemos hacer -de verdad- el recuento. Que no está mal hacerlo. Y que no necesariamente es definitivo.

Ahora sabemos de quién nos sentimos cerca y de quién lejos. Que no es ni más ni menos con quien compartimos sentimientos y con quien no.

Estamos priorizando relaciones. Dejando algunas y retomando otras. Y creo que todo esto no es necesariamente ni malo ni bueno. Lo que es seguro que una buena poda deja que las ramas crezcan con vitalidad y fuerza, que no se ahoguen, como nos podemos ahogar en medio de mil relaciones insulsas.

0 vistas
ENCUÉNTRANOS

C/Muntaner 443 ppal. 08021 Barcelona

coordinacion@ferranramoncortes.com

LEGAL
DESIGN BY RE- Júlia Ruiz
© Institut 5 Fars 2020
ESCRÍBENOS
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn